Publicado el Deja un comentario

Querido Dios (25) El Camino

Querido Dios (25)
El Camino

Cuando ya estaba en camino de lo que yo suponía era mi completa recuperación, llega la noticia de que el cáncer atacó mis dos pulmones.

Fue como si todo se derrumbara, sentí una inmensa ira, y pregunté lo que no debía: por qué yo? Nadie puede darme la respuesta a ello. Así que, después de una batalla interna y muchas lágrimas decidí abrirme a una nueva oportunidad.

Cada una de mis 17 cicatrices tiene una historia qué contar. Cada una me trae algún recuerdo, algunos hermosos como el nacimiento de mis dos maravillosos hijos; otras la pérdida de varios órganos; y unas más las pruebas de fé que la vida me ha puesto.

Hoy, afrontando de nuevo el dolor de esta última intervención y esperando cuál es el tratamiento que me van a aplicar, le pido a Dios que me dé la fuerza para continuar y me muestre el camino.
Siento que aún hay mucho por recorrer, por aprender, y por dar. Decido recorrer esta nueva etapa con una sonrisa en mi boca y paz y alegría en mi corazón, pues estoy viva y quiero atesorar cada momento que Dios me regala, pues lo único que tenemos es esta nueva respiración, y está en nosotros dar el siguiente paso con firmeza y alegría.

Deja una respuesta