Publicado el Deja un comentario

Querido Dios (19) Inseguridad

Querido Dios (19)
Inseguridad

En el pasado yo no había sentido lo que significa que tu alma te diga que hay algo por hacer, y tu cuerpo no pueda responder. Es como si existieran dos tipos de velocidad en tu interior, tu anhelas realizar muchos de tus sueños y proyectos y en el interno navegas muy velozmente, y al mismo tiempo tu cuerpo va mucho más lento. Para mi esta sensación es nueva, y me ha generado mucha inseguridad. Seré capaz? Voy a lograrlo? Y que pasa si fallo? Que pasa si no cumplo con las expectativas de los demás? Me ha tocado una y otra vez recordar que es importante honrar el cuerpo, que las expectativas de los demás son importantes, pero más importantes son las tuyas propias, que no hay que correr, que muchas veces tu te generas mucha más presión en tu interior que la necesaria, que ir lento a veces vale, que ves más del paisaje si no corres, que logras centrarte mejor y entender tus prioridades, que hay momentos en la vida en que hay que saber parar… Y también he tenido que recordar que lo contrario a la inseguridad es la seguridad, que la inseguridad genera miedo, y lo contrario al miedo es la FE, es decir, que hay que aprender a soltar y confiar, que cada cosa sucede porque hay una razón de ser para ello y que si no te cuidas primero, no puedes cuidar a los demás. Así que hoy estoy, cada vez mejor, a veces menos bien, pero siempre con la certeza que todo esto ha valido la pena y que hay mucho por entregar, explorar y aprender!

Deja una respuesta