Publicado el Deja un comentario

Gotita de Amor (2) – Loving Drop (2)

Gotita de Amor (2) – Cuando la incertidumbre nos ataca preguntémonos cuál es el peor escenario y demos una respuesta. Luego vamos al escenario menos peor y también damos una respuesta a ello y así sucesivamente para que la mente se pueda tranquilizar, y luego visualicemos aquello que queremos realmente en nuestras vidas.

Para mantener la mente tranquila no hay que distraerse. Desprenderse de lo no esencial es la clave para centrarse en lo que realmente importa. Siendo conscientes del momento presente podremos encontrar la paz y la quietud.

Pero, ¿cómo nos desprendemos de lo no esencial?, ¿qué es lo esencial y qué no?, ¿cómo escuchar en nuestro interior la respuesta en medio de tanto ruido? En realidad, el primer paso es bastante fácil: basta con parar y permanecer en silencio. En esta falta de acción empezaremos a encontrar respuestas.

Loving Drop (2) – When uncertainty attacks us, let’s ask ourselves what the worst scenario is and give an answer.  Then we go to the least worst scenario and we also give an answer to it, the mind can calm down, and then we visualize what we really want in our lives.

To keep your mind calm you don’t have to be distracted.  Letting go of the nonessential is the key to focusing on what really matters.  By being aware of the present moment we can find peace and stillness.

But, how do we get rid of the non-essential? What is essential and what is not? How can we listen to the answer within ourselves amidst so much noise?  Actually, the first step is quite easy: just stop and remain silent.  In this lack of action we will begin to find answers.

Publicado el Deja un comentario

Querido Dios (37) Liberando cargas

 

A medida que pasa el tiempo y yo sigo afrontando las lecciones de vida, me doy cuenta cada vez más que, en ocasiones, nos  complicamos más de lo necesario. Últimamente estoy trabajando en crear relaciones armónicas, perdonarme y perdonar a todos aquellos que me han enseñado valiosas lecciones y se han convertido en mis maestros. No siempre es fácil, a veces se interpone el ego, y también el deseo de tener la razón. Luego recuerdo que no hay necesidad de ello, pues cada uno vive la vida desde su punto de vista. Deseo desde el fondo de mi corazón tener paz y poder conectarme con todos aquellos alrededor mío desde el amor. Me es difícil entender, y no quiero juzgar, como hermanos o amigos dejan de hablarse, o padres  e hijos tienen relaciones basadas en el rencor o la rabia. Pienso que una de las maestrías que tenemos que aprender es a entender que cada uno está en  su proceso,  entregando lo mejor que puede, y que es labor de cada uno continuar avanzando en el camino espiritual. También he podido entender que entre menos cargas tengamos, cargas que no nos corresponden, más ligeros podemos continuar por el sendero del crecimiento y la armonía. Así que mi invitación es a que revisemos la manera como nos estamos relacionando, para liberarnos y estar más centrados. @Sandra Albornoz. 

Publicado el 1 comentario

Querido Dios (36) La Danza de la Vida

A medida que pasan los años, entiendo cada vez más lo que significa que la vida es una danza. A veces queremos acelerar el proceso, o lo contrario, lo congelamos. Cuando aprendemos a danzar con el ritmo que la vida nos ofrece, es cuando realmente fluimos y se nos hace mucho más fácil superar las pruebas que nos permiten crecer. Cuando corremos, a veces sin ninguna necesidad, lo que hacemos es atropellar el proceso y después nos preguntamos: por qué me caí, estrellé, golpeé  o lastimé?Cuando aprendemos a conectarnos con nosotros, nuestro centro y todo aquello que nos rodea, podemos literalmente danzar al son de Dios. De manera que la invitación es a honrar cada instante, valorarnos para no atropellarnos, y darnos el tiempo suficiente y necesario para no alterar nuestra paz interna. @sandraalbornoz