EL MIEDO 
Muchas veces durante este proceso he sentido miedo.
El miedo me ha enseñado muchas cosas. Por ejemplo que te paralizas, que te estancas. Tu energía empieza a vibrar en una frecuencia muy baja, y cuando eso sucede empiezas a atraer situaciones y personas que te hacen entrar aún más en la oscuridad. El miedo es una emoción humana. Lo importante es reconocerlo y afrontarlo. Cada uno tiene su propia manera de hacerlo. A través de los años he aprendido a reconocerlo, y cuando tomo conciencia, entro en silencio para descubrir la causa y empezar a ver la lección de aprendizaje que esconde.

Hablar con alguien que quieres ayuda enormemente, puesto que lo sacas a la Luz y así comienza a disolverse. Escribir también es muy útil.

Lo importante es no quedarse en ese lugar oscuro y ayudarse, o buscar ayuda para salir de ahí.

Para mi lo opuesto al miedo es la fé.

Deja una respuesta